BLOG·WORLD STORIES

La historia de Sofia 3: “Vamos a tener gemelos”

La historia de Sofia 3: “Vamos a tener gemelos”

De vuelta en la historia de Sofia, tras un embarazo por in vitro, seguido por un aborto espontáneo, hoy de nuevo buenas noticias…

120560252_523b92882b_o

La segunda vez que hice la In Vitro me sentí completamente diferente, fui muy positiva, segura y sentí que esta vez sí sería.
 
Por casualidad y para mi sorpresa, el día de la transferencia de embriones fue un día antes de mi cumpleaños, sentí mucho amor y energía positiva a mi alrededor. Sabía que había pasado por lo peor y que sólo podía ir mejor.
 
Después de esperar ansiosamente durante 10 días, me hice la prueba de embarazo y salió positiva! Un par de días más tarde, me hicieron la ecografia; Estando tumbada en la camilla, en la consulta, junto a mi marido, el médico nos confirmó que estábamos “embarazados”, pero esta vez eran 2!
 
Cuando escuché la noticia, no pude creerlo, pero me sentí tan bien… Éramos excelentes personas y no merecíamos uno, sino dos bebés, todo estaba teniendo sentido ahora. Después de todo nuestro sufrimiento, este fue nuestro regalo, nuestros dos pequeños milagros.
 
Mi marido no lo tomó de la misma manera, por supuesto que estaba emocionado, pero al mismo tiempo estaba en estado de shock. Salimos del consultorio del doctor y no dijo una palabra, fue muy gracioso, supe que tenía que dejar que él procesara las noticias a su propio ritmo. 5 días más tarde, hablando de los gemelos, llegó a casa y dijo: “Vale, estoy listo, vamos a empezar a planificar!”
 
En ese misma época estábamos buscando casa, ya que vivíamos en un pequeño apartamento y queríamos mudarnos a un lugar más grande para comenzar nuestra familia. Buscábamos casas antiguas para remodelar, así que sabíamos que tardaríamos un tiempo en mudarnos. Hicimos una oferta, y una semana después de enterarnos de que teníamos gemelos, recibimos una llamada del agente inmobiliario diciéndonos que el vendedor había aceptado nuestra oferta. Fue increíble, todo estaba cayendo exactamente en su lugar.
 
¡Mi embarazo fue perfecto! Aunque, como era embarazo múltiple, tuvimos que ir a un montón de revisiones durante todo el embarazo.
Mantuve la calma, planeaba mi maternidad, remodelaba nuestro nuevo hogar, hacía mucho yoga … Me sentía tan emocionada, feliz y bendecida…
Incluso nos fuimos a pasar un fin de semana a Marco Island, donde tuvimos unas vacaciones “luna bebé”.
Cada mañana me despertaba con tanta alegría, además, todo el mundo a mi alrededor, especialmente mi marido, me mimaban 24/7.
 
A las 37 semanas fui a una revisión regular por la mañana, pero el médico me obligó a quedarme porque tenía la presión arterial alta y no podíamos correr ningún riesgo. ¡No podía creerlo, estaba sucediendo de verdad! Por otro lado mi marido, de nuevo, asustado, pensó que tenía unas cuantas semanas más para disfrutar de la vida sin niños. 😀
 
El parto natural estaba descartado, ya que uno de los gemelos estaba en posición de nalgas, así que empezamos a prepararnos para la cesárea.
 
Ese mismo lunes, 23 de septiembre de 2013 a las 8:41 PM, di a luz a Alejandro y un minuto después a las 8:42 PM, nació Moisés.
 
La emoción era indescriptible, y yo la persona más feliz del mundo!

9299b7_5372cf428d6f4e0f910b5966a3b08334~mv2_d_2448_3264_s_4_2-2

Sofia Silberman

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *