AROUND THE WORLD·BLOG·WORLD STORIES

La historia de Sofia: Los años “infertiles”

Nos hace mucha ilusión presentaros a Sofia y su maravillosa historia! Hoy es una feliz mamá de tres niños menores de 2 años threeunder2 !

Porque ser padres muchas veces se convierte en un largo camino lleno de duras noticias y dificultades que te puede cambiar la vida. Hoy hablamos de la infertilidad, la inesperada sorpresa de muchas parejas que fruto de su amor quieren ser padres y tienen que pasar por duros momentos. Para tod@s votos@s que os encontráis en esta situación, no tiréis la toalla y seguid luchando por vuestro sueño de tener un bebé!

Allá va…

IMG_1627

Siempre creí tener el control de mi vida y que podia quedarme embarazada cuando quisiera. Nunca tuve un retraso en mi periodo, siempre fui regular, por eso pensaba que mi cuerpo trabajaba “perfectamente”. Nunca pasó por mi mente la dificultad de quedarme embarazada.

Tras un año de constancia intentando quedarme embarazada, sin suerte alguna, mi marido y yo decidimos acudir al médico especialista y saber que estaba ocurriendo. Nos hicieron todo tipo de pruebas y descubrieron que una de mis trompas de falopio estaba bloqueada. Me quedé en shock, en mi vida nunca había tenido un problema de salud!

Me sentí tan deprimida, pareciera que el universo iba en mi contra. Y para colmo,  cada vez habían más embarazos de gente de mi alrededor, la envidia me invadía, para mi era misión imposible.

 Después de muchos procesos, unas cuantas inseminaciones artificiales y visitas con diferentes doctores, me extirparon la trompa de Falopio. El próximo paso eras una Fecundación In vitro.

 Siempre pensé que la Fecundación In Vitro era un procedimiento difícil y muy agresivo. Pero tan pronto empecé con el tratamiento, entendí que era tan simple o duro como tu misma quisieras vivirlo.

Durante 2 semanas me tenia que levantar cada mañana y Aaron, mi marido, me inyectaba las hormonas necesarias ya que mi terror a inyectarme a mi misma, a pesar de que las agujas eran muy pequeñas, me lo impedía. Fue una buena manera de hacerle a él partícipe del proceso y trabajar juntos en equipo para conseguir nuestro objetivo.

Una vez terminamos con las inyecciones, tocaba hacer la punción ovárica, que fue la peor parte, un poco dolorosa y me produjo calambres. La recogida fue un éxito, los médicos fueron capaces de retirar 7 ovocitos. Esperé 3 días para el desarrollo de los embriones y poder así realizar transferencia. El doctor nos recomendó transferir 2 embriones para aumentar las probabilidades de éxito. Éste fue sin duda el más fácil y más importante día de todo el  proceso.

Tras la transferencia de embriones, tuve que iniciar las inyecciones de progesterona cada mañana durante un mes, y mi marido fue de nuevo el encargado. 10 días después, tras acabar con las inyecciones, mi marido y yo nos fuimos una noche a cenar y empecé a sentirme  un poco nauseosa, no sabia si era real o me lo estaba imaginando. El médico nos había aconsejado esperar 12 días antes de hacer un análisis de sangre, pero como no tuve paciencia, esa misma noche compré un test de embarazo y me lo hice. 

Estaba tan nerviosa esperando el resultado y mi marido tan tranquilo, estaba seguro de que era positivo. tras unos minutos vi una línea que afirmaba el POSITIVO.

Ahí estaba, embarazada por primera vez en mi vida. Fue inolvidable, éramos tan felices!

HASTA… 

Sofia Silberman

Nos encantan los finales felices, verdad? Pero esperad, este no era el final. Si quieres saber que pasó después, mantente alerta!

Gracias Sofia por compartir tu historia con nostr@s! 🙂

Worldmumsconnection

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *