BLOG·MUMS WORLD

Quién dijo que fuera fácil…?: Reflexiones de una #worldmum sobre la lactancia materna

Reflexiones de una #worldmum sobre la lactancia materna

Hola #worldmums, todas sabemos que la lactancia materna es lo mejor que le podemos dar a nuestros hijos, que el vínculo que se crea durante el embarazo es maravilloso y puede continuarse de alguna manera en esos momentos en los que das el pecho, pero… atención, nadie dice que sea fácil, o que todas las mamás estemos preparadas o simplemente dispuestas a vivir las posibles consecuencias que esta etapa conlleva. La falta de sueño, de tiempo, la sobredosis de paciencia y mucha dedicación pueden convertirse en los aliados perfectos para que ese momento tan idílico pase a ser un tormento. Y ojo! esto tampoco nadie te lo dice…
Hoy, nuestra colaboradora Maca Rull ha querido compartir con el mundo su experiencia con la lactancia como mamá de dos. Ahí va..!

Después de unos días de exponeros mis dudas y agobio máximo en mi perfil de Instagram, unas palabras me han hecho pensar. Se que todo sería más fácil si me cogiera un chupete o si fuera capaz de beber en un biberón, aunque fuese de mi leche. Se que tendría más tiempo para mi entorno y para mí, pero no, la lactancia es así.  La lactancia es darle de comer tanto a las dos de la tarde como a las cinco de la mañana. Es darle el pecho en el sofá, como en el parque o en un bar. Es darle el pecho si tiene hambre, si tiene sed, si tiene sueño o si le duele un oído.

img_5421-1

img_5422

Sinceramente, pese a saber que es lo mejor para mi pequeña, no estoy disfrutando de ella. Después de probar mil marcas de chupetes,mil boquillas y mil formas de darle el biberón,me he dado cuenta de que el problema no es ella,el problema soy yo. Mi desgaste físico y moral. Ver como mis horas de sueño se reducen a menos de la mitad, ver cómo tengo que tirar de café para poder ser persona, ver cómo me tiene atada de pies y manos la mayor parte del día, pero sobre todo, ver cómo mi pequeño me necesita y no puedo disfrutar ni compartir todo el tiempo que a él le gustaría.

Por otro lado, ella no va a coger un chupe y mucho menos mi leche en una boquilla de plástico. Ella necesita mi contacto, mi olor, sentirse protegida, sentirse arropada. Después de todo, ha pasado nueve meses dentro de mí y ahora no es fácil despegarla.

Un mar de dudas, un no saber cómo, ni cuándo, ni qué hacer….Pero el tiempo pasa muy rápido y ellos crecen más rápido aún, por eso he decidido que las circunstancias y el tiempo sean quien decidan hasta cuando.

Solo espero estar haciendo lo mejor,lo mejor para los dos.

Y así es amigos, la lactancia no es nada fácil. La lactancia es una etapa muy bonita, pero muy dura a la vez. Y como todas las etapas, esta solo es una más.

Tengo lo más bonito del mundo conmigo y lo mejor aún está por llegar.

img_5420

Macarena Rull

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *